Blog de Grefusa  28 febrero, 2020

¿Qué es el Aceite de Girasol?

¿Qué es el Aceite de Girasol?

¿Sabías que el aceite de girasol es el aceite vegetal más consumido en Europa1? ¿Y que, al igual que el aceite de oliva, contiene ácidos grasos insaturados como los ácidos grasos insaturados poliinsaturados2?

En el post anterior os contábamos los beneficios de comer pipas de girasol. Son alimentos con un perfil nutricional muy interesante, además de ser parte de la cultura española (¿quién no ha quedado con sus amig@s para comer unas pipas al solecito en una terraza?). Pues bien, el aceite de girasol se obtiene de dichas semillas/pipas. Se emplea para elaborar un gran número de productos, por sus propiedades tecnológicas. Por otro lado, su perfil nutricional sigue siendo muy interesante1. En Grefusa, de hecho, todos nuestros productos se elaboran con aceite de girasol y/o aceite de oliva.

¿Quieres saber más sobre este aceite? Pues sigue leyendo, que te lo contamos a continuación.

¿Cómo se obtiene?

El aceite de girasol es la grasa que se extrae de la semilla del girasol (Helianthus annuus). Esta planta es originaria de América, y nos la trajimos a España principalmente por su valor ornamental. No fue hasta el siglo XIX cuando comenzamos a usarla para producir el aceite en cantidades importantes. La planta se siembra en primavera, y se cosecha a finales de verano3.

Para obtener el aceite de las semillas, se deben seguir una serie de etapas: tras recolectar la semilla y descascarillarla, se realiza la trituración para romper las células vegetales y facilitar el siguiente paso: la extracción, que se hace con disolventes autorizados o mediante prensado mecánico, de esta forma se obtiene un líquido amarillo y claro. A continuación, se somete a un proceso de clarificación, el cual consiste en eliminar pequeñas partículas que hayan podido quedar suspendidas en el aceite, mediante procesos mecánicos. Finalmente, tiene lugar un proceso de desacidificación. La acidez de un aceite es directamente proporcional al contenido en ácidos grasos libres, liberados de forma natural por la presencia de enzimas, y también durante el proceso de obtención del aceite1,3.

Así, de las pipas de girasol, obtenemos alrededor del 40% de aceite y del 25% de proteína, que se utiliza para la alimentación del ganado. Como podéis ver no se desaprovecha nada3.

Perfil nutricional

Dentro de su contenido en ácidos grasos insaturados, su componente mayoritario es el ácido linoleico (omega-6) (> 55%), seguido por el oleico (omega-9) (> 25%)2,3. Ambos son nutrientes esenciales, que deben ingerirse con la dieta. De hecho, se ha demostrado que la sustitución de grasas saturadas por grasas insaturadas en la dieta disminuye/reduce el colesterol en la sangre. Una tasa elevada de colesterol constituye un factor de riesgo de cardiopatías coronarias4.

Además de otros compuestos también aporta vitamina E, de hecho, el aceite de girasol destaca por su alto contenido en esta vitamina, la cual contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo5.

Seguro que después de haber leído sobre el aceite de girasol, te parecerá un producto maravilloso… ¡y es que lo es! Tanto por sus propiedades tecnológicas como por su perfil nutricional, este aceite que proviene de nuestras queridas pipas de girasol está presente en multitud de productos. En Grefusa, si nuestros productos deben llevar aceite siempre empleamos aceite de girasol o de oliva. Además, ¡desde 2002 nuestros productos están libres de aceite de palma!

1 Gil A. (2010). Tratado de Nutrición. 2º Edición. Panamericana
2 BEDCA. Base de Datos Española de Composición de Alimentos [Internet] [acceso 8 de enero de 2020].
3 FEN. Aceite de girasol [Internet]. {Consultado el 08-01-20}.
4 Reglamento (UE) No 1226/2014 de la Comisión de 17 de noviembre de 2014 sobre la autorización de una declaración de propiedades saludables en los alimentos relativa a la reducción del riesgo de enfermedad.
5 Reglamento (UE) No 432/2012 de la Comisión de 16 de mayo de 2012, por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas de las relativas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños
¿Podemos
ayudarte?
Vaya, parece que tu navegador no está actualizado.

Haz click aquí para actualizarlo o si lo prefieres, entra a través de Firefox o Chrome y disfruta de nuestra página web Actualizar ahora

×