Beneficios de las pipas

unnamed (6)

¿A quién no le gustan las pipas? Todos nos acordamos de pequeños con nuestros amigos alrededor de una bolsa de pipas. Es un producto que nos ha acompañado toda nuestra infancia, adolescencia, y reconozcámoslo, ¡también de mayores!

Pero cuando hablamos de pipas, ¿sabemos realmente lo que son? Pues bien, las pipas no son otra cosa que las semillas de la planta desecadas.

Cuando hablamos de pipas seguro que te vienen a la cabeza la típica bolsa de pipas de girasol, pero no hay que olvidarnos de las pipas de calabaza, ¿las has probado? Aunque no tan populares también merecen un sitio en nuestra despensa.

Pipas de girasol

El girasol (Helianthus annuus L.), es una planta herbácea de la familia de las asteráceas cuyas flores se agrupan en inflorescencias que reciben el nombre de cabezuelas o capítulos. Cada cabezuela está formada por un gran receptáculo y numerosas florecillas amarillas, las periféricas en forma de lengüeta y las centrales son tubulosas. Las semillas (que son las pipas) se encuentran en el centro de la flor y tienen una cubierta generalmente oscura con rayas blancas a lo largo1.

Actualmente se cultivan dos tipos de girasoles, los que se destinan a elaborar el aceite de girasol y los que se emplean por sus semillas (pipas de girasol)2.

La denominación científica del girasol es Helianthus annuus L. Helianthus deriva de los términos griegos “helios” (sol) y “anth(us)” (flor), lo que hace referencia directa al comportamiento por el que es tan conocida esta planta: el heliotropismo, “flor que gira con el sol”. Por su parte, “annuus”, que significa en latín “anual”, alude al ciclo de crecimiento y reproducción de esta planta, ya que en un año germina, crece, florece, produce semillas y muere.

Las pipas de girasol contienen compuestos antioxidantes, antimicrobianos, antiinflamatorios, antihipertensivos, son ricas en ácidos grasos saludables, proteínas y varias vitaminas y minerales3,4.

Las pipas de girasol tienen en torno a un 27% de proteínas4, las cuales contribuyen a que aumente la masa muscular y al mantenimiento de los huesos en condiciones normales5.

Este alimento es rico en ácidos grasos insaturados como linoleico y oleico4, presentando éstos propiedades cardiosaludables6.

Dentro de las vitaminas, destaca la vitamina E, que tiene actividad antioxidante y contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo. También presenta otras vitaminas como la vitamina B1, B3, B6 y B9, imprescindibles para el correcto funcionamiento del organismo y con propiedades beneficiosas como son la contribución al funcionamiento normal del sistema inmunitario (vitamina B6 y B9,) o al funcionamiento normal del sistema nervioso (vitamina B1, B3 y B6)4,5.

Además, las pipas de girasol también son ricas en minerales como el hierro, potasio, magnesio, fósforo, selenio y zinc, contribuyendo de una forma importante al aporte de estos nutrientes al organismo4.

Pipas de calabaza

La calabaza es un vegetal de la familia de las cucurbitáceas del que se aprovecha absolutamente todo, incluso sus semillas, que una vez secadas se convierten en pipas de calabaza.

Existen distintas variedades de calabaza con colores, tamaños, pesos y formas diferentes. También varía el tiempo que duran desde la recolección, y unas son más adecuadas que otras para según que usos. Su pulpa es generalmente anaranjada o amarillenta, y está repleta de semillas en su parte central y todas ellas tienen semillas.

Las semillas son planas, ovaladas y de un color verde oscuro, debido a la clorofila, y suelen estár rodeadas de una cáscara blanca, dura y adherente, aunque algunas variedades no presentan esta cáscara.

Las pipas de calabaza presentan una composición nutricional excepcional por lo que son un alimento muy nutritivo. Aportan proteínas, grasas saludables, compuestos antioxidantes, vitaminas y minerales7.

Las pipas de calabaza tienen en torno a un 30% de proteínas4, con el consecuente beneficio que éstas tienen en el desarrollo y mantenimiento del músculo-esquelético5.

Casi el 50% son grasas de las cuales la gran mayoría son insaturadas como los ácidos grasos linoleico y oleico4.

Las pipas de calabaza son fuente de vitamina E, que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo. Además, presentan otras vitaminas como la vitamina B1 y B3, que contribuyen al funcionamiento normal del sistema nervioso4,5.

Respecto a los minerales contienen el selenio, hierro, zinc y potasio y son una excelente fuente de magnesio que ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga, y de fósforo que contribuye al mantenimiento de los huesos en condiciones normales, entre otros beneficios4,5.

No tenemos que olvidar que tanto las pipas de girasol como las de calabaza contienen compuestos antioxidantes como carotenoides, ácidos fenólicos, tocoferol, escualeno o diterpenoides con importantes propiedades2,7.

Tenemos claro que ya sabías que una vez que abres esa bolsa de pipas no puedes parar, pero ahora también conoces las propiedades que tienen y los beneficios que aportan. ¡A disfrutarlas!

Cinco beneficios de comer frutos secos

SESION FRUTOS SECOS GREFUSA 2019 145

¿Sabías que los frutos secos pueden hacer mucho por nosotros?

Los frutos secos forman parte de la dieta mediterránea principalmente como aperitivos, acompañando platos o en repostería1.

¿Por qué los consumimos?1

  • Por su efecto saciante.
  • Por su gran variedad.
  • Por la facilidad de su consumo.
  • Por su larga vida útil.

Dentro del marco de una dieta variada y equilibrada, el consumo de frutos secos aporta numerosos beneficios2:

Frutos secos y grasas insaturadas

¿Sabías que…?

Numerosas investigaciones asocian el consumo de frutos secos con beneficios para la salud cardiovascular, siempre dentro de una dieta equilibrada2. ¡Y además están buenísimos!

Contienen grasas mono y poliinsaturadas, por ejemplo, las nueces presentan alto contenido de grasas insaturadas3,4. Se ha demostrado que la sustitución de grasas saturadas por grasas insaturadas en la dieta reduce el colesterol en la sangre. Una tasa elevada de colesterol constituye un factor de riesgo de cardiopatías coronarias5.

Frutos secos y magnesio

¿Sabías que…?

El magnesio tiene múltiples beneficios para el organismo: ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga, contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y de los músculos, a la función psicológica normal y al mantenimiento de los huesos y dientes en condiciones normales6.

Todas estas propiedades saludables se atribuyen cuando los alimentos son como mínimo fuente de magnesio o alto contenido. Las almendras, los anacardos y las avellanas presentan alto contenido en magnesio al igual que los cacahuetes, las nueces, las pipas y los pistachos, por lo que estos frutos secos nos pueden ayudar a conseguir los beneficios que aporta el magnesio en el organismo7.

Frutos secos y vitamina E

¡Otro nutriente importante!

La vitamina E es una vitamina liposoluble con funciones importantes para nuestro organismo. ¡Contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo!6 y protege a la vitamina A, a la vitamina C y a los ácidos grasos poliinsaturados, de cambios no deseados producidos por la oxidación8.

Algunos de los frutos secos que pueden ayudarnos a desarrollar este beneficio por presentar alto contenido en vitamina E son: almendra, anacardo, avellana, nueces de Brasil, piñones, pipas y pistachos, entre otros7.

Frutos secos y fibra

¡Además, nos facilitan el día a día!

Gracias a su elevada presencia en fibra vegetal, el consumo de frutos secos ayuda a regular el tránsito intestinal y a reducir trastornos intestinales9.

Por ejemplo la almendra sin cáscara presenta un alto contenido en fibra (14,3%) y la avellana sin cáscara (10%) también7.

Además, si los consumes de manera habitual, mejoran el estreñimiento1. La ingesta recomendada de variedades locales de frutos secos, es de 3 a 7 raciones a la semana.

Frutos secos y función energética

El ser humano para vivir y desarrollar sus funciones vitales, necesita un aporte continuo de energía. Todos los alimentos son potenciales fuentes de energía, pero en cantidades variables según su composición7.

Los frutos secos nos ayudan en esta función, ya que son fuentes concentradas de energía. Para hacernos una idea, 100 g de porción comestible de frutos secos, aportan entre 500-600 kcal. Por ejemplo, 100 g de nueces nos aportan 611 kcal y 100 g de piñones 693 kcal7. Recuerda que una ración son 25 g9.

¡Nos dan fuerza para afrontar el día!

Y recuerda…

¡Los frutos secos son un picoteo sano y una forma sencilla de mejorar nuestra alimentación!10.

¡Son una buena alternativa de proteínas y lípidos de origen vegetal!9.

¡Conserva los frutos secos en un lugar seco y ventilado y en recipientes adecuados!1.

Frutos Secos en el Embarazo

beautiful-young-1434863_1280

El embarazo es una etapa especial, donde la nutrición juega un papel esencial. A través de la alimentación se deben cubrir los requerimientos nutricionales de la madre, así como los requerimientos necesarios para el crecimiento del niño. Por otro lado, un buen estado nutricional previo al parto permite afrontarlo de manera óptima, así como para la futura etapa de lactancia durante la maternidad1,2.

Para empezar…

A nivel general, durante el embarazo hay que seguir una alimentación variada y equilibrada. Todos los grupos de alimentos están permitidos, aunque hay algunos en concreto que se deben evitar y se deben cuidar ciertos aspectos como la higiene y seguridad alimentaria3.

A lo largo del día es aconsejable realizar de 4 a 5 comidas: El desayuno debe ser completo, la comida no demasiado abundante, y hay que intentar cenar pronto y ligero. Entre las tomas principales, es conveniente realizar un almuerzo o merienda ligeros2,3.

Seguro que has oído decir que las embarazadas tienen que comer por dos, esto no es del todo cierto ya que si comes en exceso te puede llevar a ganar demasiado peso, lo cual no es bueno2. Sí que es verdad que, las necesidades energéticas se ven incrementadas, aunque dentro de unos límites razonables y sobre todo a partir del segundo trimestre de embarazo2. Se pueden aumentar ligeramente el tamaño de las raciones, pero con moderación.

Durante el embarazo, no podemos olvidar la importancia de incluir en nuestra dieta vitaminas, especialmente ácido fólico o vitamina D, y minerales como el calcio, hierro y yodo. Por otro lado, el aporte de fibra también es importante, ya que el estreñimiento es una condición bastante frecuente durante esta etapa1,2.

Los frutos secos, el perfecto aliado

Este grupo de alimentos destaca por su aporte de nutrientes, especialmente fibra y ácidos grasos insaturados1, pero también proteínas y aminoácidos (como la arginina en los cacahuetes4), vitaminas y minerales. Por ejemplo, los cacahuetes son ricos en ácido fólico (vitamina B9) muy importante durante el embarazo ya que previene malformaciones en el feto1, así como de vitamina E, con función antioxidante1. Con respecto a minerales, los anacardos tienen un alto contenido de zinc y selenio. Finalmente, las almendras son ricas en calcio y las pipas de calabaza en hierro, dos minerales fundamentales durante el embarazo. ¿Te acuerdas de que también habíamos hablado de la importancia de la fibra en las embarazadas? Pues toma nota ya que muchos frutos secos como el cacahuete, la almendra o las pipas de calabaza destacan por su alto contenido en fibra5,6.

La recomendación de consumo para los frutos secos durante el embarazo es de un mínimo de 3 raciones a la semana. Una ración vendría a ser 20 g de cacahuetes sin cáscara. Son perfectos para incluir a media mañana o por la tarde. También se pueden añadir en las comidas principales, como en guisos, salsas o ensaladas7. Vamos, ¡que son una buna alternativa y además están buenísimos!

¿Cuántos frutos secos puedo comer al día?

SESION FRUTOS SECOS GREFUSA 2019 072

Tómate esto que es muy sano”. A quien no le han dado consejos sobre los alimentos que son sanos y saludables y que debemos comer. Y parece que, si no les hacemos caso, nuestra salud se pone en entredicho, y vienen los agobios por no ser lo suficientemente healthy (o no).

Pero ¿qué es comer sano? Una alimentación saludable busca cubrir los requerimientos de energía y nutrientes esenciales de una persona, para lograr un estado nutricional óptimo. La nutrición constituye pues un pilar básico para la promoción de la salud y prevención de enfermedades, tanto a nivel individual como colectivo1.

En España, tenemos la gran suerte de tener a nuestro alcance la Dieta Mediterránea. Este patrón dietético incluye una gran variedad de alimentos, los cuales nos aportan todos los nutrientes que necesitamos, en cantidad adecuada1. Numerosos estudios han relacionado esta dieta con la prevención de enfermedades cardiovasculares y, en general, con una mayor esperanza de vida1,2. Una maravilla, y además de la casa.

Sus propiedades beneficiosas se explican por el variado y completo aporte de nutrientes que aporta, evidenciado a su vez por el consumo de alimentos con un perfil graso mono y poliinsaturado. Entre ellos, se encuentran el aceite de oliva (elemento estrella de la Dieta Mediterránea), el pescado y los frutos secos. A ello se une el aporte en micronutrientes y fibra, debido a la alta proporción de cereales, frutas, verduras, frutos secos, hierbas aromáticas y condimentos3. Y es que no sólo es variada y completa, sino que las infinitas recetas y platos están buenísimos.

Los frutos secos en el día a día

Sales de casa corriendo, las llaves, los auriculares, la tarjeta del bus… ¿Y qué pasa con los frutos secos? ¿A qué no te lo habías planteado? La ingesta recomendada para un adulto sano (sin obesidad ni sobrepeso) es de 3 a 7 raciones de frutos secos a la semana. Es decir, una cantidad diaria recomendada de hasta 1 ración al día1. ¡Cómo te lo puedes olvidar!

Los frutos secos son un elemento fundamental dentro de la Dieta Mediterránea. Destacan por su alto contenido energético, así como por su aporte de proteínas, fibra, minerales y vitaminas como la vitamina E. Como ya hemos mencionado, su perfil graso incluye principalmente grasas insaturadas, como son el ácido oleico y linolénico. Además, son una buena alternativa de proteínas y lípidos de origen vegetal, así como un alimento perfecto para introducir a media mañana o tarde. O incluso en tomas principales, como acompañamiento o guarnición1,4.

¿Y cuánto es una ración? Pues unos 20-30 g1. ¿Y traducido a tu fruto seco favorito? Pues bien, te lo ponemos resumido en la siguiente tabla:

Al día cuánt@s… Unidad (aprox.) Peso neto (g)
Almendras 10-15 20 – 30
Anacardos 10-15
Avellanas 10-15
Cacahuetes 10-15
Nueces 8-10
Pipas Bolsa pequeña
Pistachos 10-15

 

Ah, y los pesos son sin cáscara 😉 ¡A disfrutarlos!

Cacahuetes y fitness

running-573762_1280

Fitness, running, crossfit… Últimamente estamos muy internacionales, hasta para hacer deporte. Y es que salir a correr, o realizar cualquier otro tipo de actividad física, es de lo mejorcito para la salud. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la inactividad física es el cuarto factor de mortalidad. Reducirla podría suponer hasta un aumento de 5 años en la esperanza de vida1,2.

Es bien sabido que el deporte es beneficioso para la salud, la prevención de enfermedades, la longevidad y calidad de vida… vamos, para todo. Practicar deporte de manera regular tiene un impacto positivo y directo en nuestro body: aumenta la masa muscular y la densidad mineral ósea, a la vez que ayuda a disminuir la grasa corporal1,2. Por otro lado, contribuye a reducir el sobrepeso y obesidad, cada vez más frecuentes en nuestra sociedad3.

Para empezar a hacer deporte, sin embargo, hay que intentar estar en las mejores condiciones posibles. Esto nos evitará el tener lesiones o fracturas, además de mantener intacta nuestra integridad (y dignidad)2.

Junto a un buen calentamiento, antes y después del entrenamiento es imprescindible una buena alimentación. La dieta del deportista se basa en una dieta variada y equilibrada, incluyendo especialmente alimentos antioxidantes y una buena hidratación2. Aunque Grefusa no puede ayudarte a levantarte del sofá, sí que ponemos nuestro granito de arena para que estés bien alimentado antes y después de tu paseo/maratón/sesión de placer-sufrimiento.

Reservas energéticas: level 1000

Antes, durante y después del entrenamiento es importante que nos recarguemos de energía. Para ello, los cacahuetes constituyen un buen aliado para el deportista. Para empezar, 100 g de cacahuetes suponen hasta 600 kcal, debido en gran parte a su contenido en grasas mono y poliinsaturadas4,5.

La energía aportada también viene de las proteínas. Los cacahuetes son fuente de este nutriente, el pilar básico para nuestro sistema muscular, ya que contribuyen a aumentar y conservar la masa muscular4,5,6.

Aliados del metabolismo

Los beneficios fitness de los cacahuetes no se quedan ahí. Sujétense. Respecto a las vitaminas que aportan, tienen un alto contenido en vitamina B3 o niacina, que contribuye al metabolismo energético normal y además ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga. También son ricos en vitamina E que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo (efectos antioxidantes)4,5,6,7.

Además, los cacahuetes nos aportan ciertos minerales interesantes en la práctica de ejercicio físico, como el potasio y magnesio. Ambos contribuyen al funcionamiento normal del sistema nervioso y de los músculos.  Y además contienen zinc que contribuye al metabolismo normal de los hidratos de carbono, una fuente importante de energía para el deportista4,5,6.

Se recomienda consumir entre 3 a 7 raciones de frutos secos a la semana, siendo una ración 20-30 gramos (sin cáscara). Podemos incluir los cacahuetes a modo de snacks antes de entrenar, o junto al desayuno para los más madrugadores. También son estupendos para después de los entrenamientos, como guarnición de una ensalada fit por ejemplo, recargándonos de energía7.

Así que ya sabéis, ¡a entrenar grefu-runners!

5 razones para incluir los cacahuetes en tu dieta

SESION FRUTOS SECOS GREFUSA 2019 134

Los cacahuetes son un tipo de legumbre que comparten morfología y características nutricionales con los frutos secos por lo que muchas veces se clasifican dentro de este último grupo1.

Te damos 5 razones para incluir los cacahuetes en tu dieta:

  1. ¿Sabías que las proteínas contribuyen al mantenimiento de los huesos en condiciones normales y a conservar y aumentar la masa muscular?2 Los cacahuetes son fuente de proteínas vegetales3. Por cada 100 gramos de cacahuetes 25 g son proteínas4, ¿nada mal no?
  2. ¿Y si te digo que además aportan vitaminas y minerales? Por ejemplo, son ricos en vitamina E3,4 que tiene funciones antioxidantes, ya que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo2. También son ricos en potasio, fósforo y magnesio3,4. ¿Sabes que tanto el potasio como el magnesio contribuyen al funcionamiento normal del sistema nervioso? Además, el potasio contribuye al mantenimiento de la tensión arterial, el magnesio ayuda a disminuir el cansancio, y tanto el magnesio como el fósforo, contribuyen al mantenimiento de los huesos y dientes en condiciones normales2. ¿Nunca lo habrías imaginado verdad?
  3. Los cacahuetes contienen principalmente grasas y proteínas, por lo que aportan mucha energía. Pero no te dejes engañar, la mayoría de estás grasas son ácidos grasos insaturados. Estos ácidos grasos tienen beneficios para nuestro organismo como por ejemplo sobre los factores del riesgo de enfermedad cardiovascular5.
  4. Dentro de estos ácidos grasos insaturados la mayor parte son monoinsaturados. Debido a su contenido en éstos, los cacahuetes tienen un efecto beneficioso sobre el perfil inflamatorio y lipídico6. La sustitución de grasas saturadas por grasas insaturadas en la dieta contribuye a mantener niveles normales de colesterol sanguíneo (los ácidos grasos monoinsaturados o poliinsaturados son grasas insaturadas)2. Además, se ha visto que esta sustitución parece favorecer el control de peso6.
  5. También aportan arginina, que es un aminoácido con funciones fisiológicas7 y uno de los aminoácidos con mayor influencia sobre el sistema inmune8.

Además de todas estas razones no podemos olvidar lo buenos que están y lo versátiles que son, ¿has probado a incluirlos en tus recetas, tanto saladas como dulces? Te sorprenderán…

Alergias y frutos secos

SESION-FRUTOS-SECOS-GREFUSA-2019-147

¿De qué hablamos cuándo decimos alergia alimentaria?

¿Conoces a alguien que tenga alergia a algún alimento? Algunos alimentos, al ser ingeridos, causan reacciones adversas y desagradables. Sin embargo, es importante saber que no todas estas reacciones negativas son alergias alimentarias, sino que podría tratarse también de una intolerancia. Vamos a ver la diferencia principal entre ambas1.

La alergia es una reacción por parte del sistema inmune, que responde frente a un componente de naturaleza proteica del alimento (llamado alérgeno) reconocido como extraño y potencialmente peligroso para el organismo. En las intolerancias en cambio, no interviene el sistema inmune. Se producen cuando un componente del alimento no se puede digerir bien, causando molestias gastrointestinales1.

¿Cuáles son los síntomas de la alergia?

Prácticamente cualquier alimento que contenga proteínas puede causar alergias. Una vez ingerido el alimento causante de la alergia, los síntomas más frecuentes son: en la piel (urticaria, enrojecimiento de la piel, hinchazón de labios y párpados), problemas digestivos (vómitos, diarrea, cólicos intestinales…) y respiratorios (rinitis, asma…). Sin embargo, también podría darse una respuesta mucho más agresiva y grave produciéndose un shock anafiláctico que afecta a distintos órganos y sistemas y puede llegar a ser mortal1.

La alergia a frutos secos

Esta alergia es una de las más frecuentes en España, aunque su prevalencia (alrededor del 1% de la población) varían dependiendo del grupo de edad que se considere y la zona geográfica. Los estudios indican que, en nuestro país, los frutos secos que más alergias producen son las almendras y las nueces (mientras que, por ejemplo, en EEUU y Francia es el cacahuete)2.

Algo característico de las alergias a frutos secos es su elevada alergenicidad, es decir, la intensidad de las reacciones que provocan. Los síntomas pueden aparecer desde segundos después a horas más tarde2. En algunos casos, pueden producirse sólo a través de contacto con la piel (sin necesidad de ser ingeridos) por lo que sería necesario extremar precauciones3.

Los primeros síntomas pueden ser leves: moqueo, hormigueo en la lengua, erupciones cutáneas… pero podrían empeorar rápidamente llegando a causar problemas para respirar, inflamación de las vías aéreas y otras partes del cuerpo, descenso de la presión arterial acusado, mareos, pérdida de conocimiento… La reacción más grave, como hemos mencionado antes, sería el shock anafiláctico2. Los cacahuetes y las almendras tienen un elevado riesgo de provocar un shock anafiláctico por lo que hay que prestar especial atención a estas alergias3.

¿Sabes qué es la reactividad cruzada? La reactividad cruzada hace referencia a la reacción alérgica frente a una sustancia de estructura parecida al alérgeno responsable de la alergia. El sistema inmune reconoce a este nuevo alérgeno “como si fuese el mismo” que el que causa la alergia. Para personas con alergias y, especialmente, aquellas que tienen reacciones fuertes, es importante saber si tienen o no reactividad cruzada y frente a qué alimentos. En las alergias a frutos secos, la reactividad cruzada es bastante común. De hecho, parece que la nuez, la avellana y la almendra pueden presentar reactividad cruzada2.

Información nutricional

En Grefusa estamos concienciados con las personas que padecen algún tipo de intolerancia o alergia alimentaria. La presencia de posibles alérgenos debe indicarse en el etiquetado. Como quizás hayáis podido comprobar, aparecen destacados tipográficamente en el listado de ingredientes, por ejemplo, en negrita, subrayado y/o en mayúsculas4. Por ello, y para evitar posibles reacciones alérgicas, es fundamental leer bien el etiquetado, donde os presentamos información completa y detallada. En este enlace tenéis toda la información nutricional relativa a nuestros productos. De esta manera, ¡podéis disfrutar con plena tranquilidad de vuestros frutos secos favoritos!

¿De dónde salen los cacahuetes?

Compressed by jpeg-recompress

Bien puesto en su estante, rellenito y con esos colores tan bonitos. Así te encuentras el envase con cacahuetes en tu establecimiento favorito. ¿Pero alguna vez os habéis preguntado de dónde vienen?

Por desgracia, el teletransporte no está todavía disponible. Desde que se recolecta hasta que llega a vuestras manos, los cacahuetes tienen que pasar por una serie de pasos. ¡Sigue bajando para descubrirlo!

La planta del cacachuete

Sí, esto pasa si buscamos un árbol frondoso donde apoyarse y que esté lleno de cacahuetes colgando. En realidad, la planta del cacahuete apenas llega a los 50 cm. Concretamente se llama Arachis hypogea, y el cacahuete es su semilla comestible1.

Esta planta pertenece a la familia de las leguminosas, como las lentejas y garbanzos, por lo que no es fruto seco sino una legumbre. Tiene flores de un bonito color amarillo, con vetas rojas. Curiosamente, cuando se marchita la flor, el tallo comienza a alargarse y crece hacia abajo, introduciéndose en el suelo. Las semillas van madurando bajo tierra, dentro de una cáscara leñosa, que es la cáscara del futuro cacahuete. De esta manera, se van desarrollando y creciendo los cacahuetes, bajo tierra. Y de ahí les viene su nombre, ya que en griego significa “subterráneo”1.

Grefusa_PlantaCacahuete

Esta planta es originaria del trópico Sudamericano, donde se le conoce como maní. Los españoles observaron su consumo en México-Tenochtitlan, la capital del imperio azteca, y posteriormente se distribuyó por Europa y el resto del mundo1.

Del campo a casa

La planta se cultiva en mayo, y se recolecta a finales de otoño. Se extrae toda la planta y se recolectan los frutos, como las patatas1.

Esta fase es de las más importantes, ya que se selecciona y se recolecta la materia prima de mejor calidad. Para ello se comienza con una limpieza y acondicionamiento de los cacahuetes, retirando hierbas o restos de tierra que hayan podido quedar y separando el fruto de la cáscara en el caso de que los cacahuetes sean sin cáscara. A continuación, se van seleccionado en función de su tamaño, peso, forma y/o color.

Además, se pueden someter a un proceso de cocción, por ejemplo, un horneado, que les da ese toque tan bueno.

Finalmente, deben empaquetarse. En Grefusa nos enorgullecemos de poder ofreceros la mejor calidad y frescura. Para ello garantizamos el mejor envasado posible que mantenga todas las cualidades de los cacahuetes.  Además, a lo largo de toda la cadena de procesos se realizan controles de calidad, para garantizar que se cumple con la normativa vigente, y que todos los productos estén increíblemente buenos2.

Y además de estar tan buenos, los cacahuetes son ricos en nutrientes como vitamina B3, vitamina E, zinc y arginina, entre otros3.

Como podéis ver, hasta que llegan a vuestras manos los cacahuetes pasan por una serie de pasos. Pero ¿y lo buenos que están? ¡La espera merece la pena!

¿Por qué NO utilizamos aceite de palma en Grefusa?

shutterstock_410830537 (1)

Grefusa y su compromiso nutricional

Grefusa lleva más de 15 años mejorando la elaboración de sus productos asegurándose de cumplir su compromiso nutricional. Desde 2002, la empresa ha elaborado sus productos sin aceite de palma, sustituyéndolo por otros aceites de origen vegetal con alto valor nutricional. De hecho, fue la primera empresa del sector en llevar a cabo esta medida1. Hoy, todos los productos de Grefusa se elaboran con aceite de girasol y aceite de oliva, además de eliminar conservantes y colorantes artificiales.

El objetivo de Grefusa, fabricante de deliciosos frutos secos y snacks de cereales, es elaborar los mejores alimentos para disfrutar, trabajando para ofrecer productos que están buenos, por su sabor y por el uso de los mejores ingredientes y procesos de fabricación, compatibles con una dieta equilibrada.

¿Qué es el aceite de palma?

El aceite de palma es un tipo de aceite vegetal que proviene de la fruta de la palma (Elaeis guineensis). A diferencia de otros aceites vegetales, se obtiene del fruto y no de la semilla oleaginosa de la planta.

En cuanto a su composición podemos destacar2:

  • Alta proporción de ácidos grasos saturados (AGS) siendo el más abundante, el ácido palmítico.
  • Presencia de ácidos grasos monoinsaturados (AGM) como el ácido oleico.
  • Presencia de ácidos grasos poliinsaturados (AGP) omega-6 como el ácido linoleico.

En crudo, el aceite contiene gran cantidad de compuestos antioxidantes que se pierden durante el proceso de refinado del aceite2.

¿Por qué es tan usado en la industria alimentaria?

El aceite de palma posee una serie de propiedades y características tecnológicas que lo convierten en uno de los aceites más usados en la industria alimentaria2.

La palma africana de aceite (árbol que produce los frutos del que se extrae el aceite de palma) es fácil de cultivar, lo que hace que este aceite sea barato (especialmente, comparado con otros aceites de origen vegetal como el aceite de coco) lo que favorece su uso a nivel industrial2.

Debido a su alta proporción de ácidos grasos saturados (AGS), es sólido a temperatura ambiente y tiene un punto de fusión relativamente alto (superior a 60ºC) en comparación con otros aceites vegetales, ampliando su aplicación en la fabricación de alimentos2.

Su versión refinada (la más usada), no aporta sabor y es muy estable. La estabilidad está relacionada con la vida útil del alimento que lo contiene: a mayor estabilidad, más tiempo de vida útil. No se enrancia ni oxida fácilmente, lo que permite que los alimentos conserven sus propiedades sensoriales durante más tiempo y en climas más calurosos3.

También, al ser sólido a temperatura ambiente, no es necesario su tratamiento (y consecuente formación de grasas trans) para que aporte textura sólida a los alimentos que lo contienen. Esta es una de las razones por las que ha sustituido a las grasas trans en muchos alimentos3.

Sin embargo, a pesar de ser un producto con grandes beneficios desde el punto de vista industrial, es un aceite con un gran contenido de ácidos grasos saturados, especialmente, si se compara con otros aceites de origen vegetal. Su  impacto sobre la salud es bastante controvertido pero el aumento en la ingesta de AGS ya ha demostrado presentar riesgos para la salud. Además, es importante tener en cuenta el gran impacto ambiental que produce el cultivo de la palma (de donde se extrae el aceite) ya que produce una gran deforestación de bosques tropicales, pone en peligro a especies animales y aumenta la emisión de gases de efecto invernadero, entre otras consecuencias4.

Por ello, a pesar de sus beneficios tecnológicos, el aceite de palma no es adecuado a nivel nutricional, por lo que el empleo de otros aceites vegetales con mejor perfil nutricional es importante para desarrollar alimentos saludables.

Tipos de frutos secos

SESION-FRUTOS-SECOS-GREFUSA-2019-086

Hablemos de frutos secos: ¿Conoces la gran variedad que ofrecen?

Pipas de girasol, anacardos, almendras… existe una amplia variedad de frutos secos que nos permite elegir el que más nos apetezca consumir.

¡Los frutos secos nos aportan gran cantidad de nutrientes importantes para nuestro organismo!.

Pipas de girasol

Las pipas de girasol tienen alto contenido en grasas poliinsaturadas, son fuente de proteínas y, además, aportan hidratos de carbono y son ricas en minerales como el magnesio, fósforo, selenio, hierro y zinc y en vitaminas, como la vitamina E1, contribuyendo a la protección de las células frente al daño oxidativo2 (un puñado de pipas de 35 g aporta más del 100% de las ingestas de referencia de esta vitamina)3. También contiene compuestos no nutritivos con acción antioxidante (como la betaína y los ácidos fenólicos)4.

Cacahuetes

¿Sabías que los cacahuetes, a diferencia de lo que se piensa, son legumbres, pero se clasifican dentro de los frutos secos debido a su morfología? Son fuente de proteínas y casi el 50% de su grasa es monoinsaturada y el 29% poliinsaturada, mayoritariamente ácidos grasos omega-6. Son ricos en  fibra, y en minerales como el fósforo, magnesio y zinc y en vitaminas como la niacina y vitamina E1.

Anacardos

Los anacardos son frutos secos que suelen consumirse fritos o tostados y tienen multitud de utilidades culinarias e industriales5. Son fuente de proteínas, presentan alto contenido de magnesio y vitamina B1 y además son fuente de vitamina B21. El magnesio ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga, la vitamina B1 contribuye al funcionamiento normal del corazón y la vitamina B2 al funcionamiento normal del sistema nervioso2.

Almendras

¿Sabías que las almendras pueden ser dulces o amargas?  Las almendras dulces son las que se consumen como fruto seco. Destacan por su alto contenido en fibra1. Presentan un alto contenido de grasas monoinsaturadas, de minerales como el calcio, hierro, potasio, fósforo y de vitaminas como la riboflavina, niacina y vitamina E1. Además son también una gran fuente de proteínas de origen vegetal, zinc y tiamina1.

Pistachos

Como la mayor parte de frutos secos, los pistachos son muy nutritivos6 y presentan una composición elevada de grasas insaturadas (principalmente, monoinsaturadas)1. Son ricos en fibra y en minerales como el  potasio, magnesio, fósforo y hierro y en tiamina y vitamina E1. El potasio contribuye al mantenimiento de la tensión arterial normal y al funcionamiento normal de los músculos y del sistema nervioso2.

Pipas de calabaza

Estos frutos secos son fuente de proteínas y son ricos en, ácidos grasos insaturados, minerales (magnesio, fósforo,  potasio, hierro y zinc) y vitaminas (destaca el alto contenido en vitamina E)1. Además, presentan otros compuestos como los carotenoides7. Su alto contenido en fósforo1, contribuye al mantenimiento de los huesos y dientes en condiciones normales y al funcionamiento normal de las membranas celulares2.

Pruébalos…¡que no te lo cuenten!